EL COLAPSO DE LOS SISTEMAS: "El Circuito del Más"

Este artículo es parte de la Serie de Textos: "El Estrés y el Mundo de los Excesos".

Uno de los logros que se le atribuye al sistema actual, es que un mayor número de personas puede acceder a bienes y servicios que antes no tenía. La tecnología ha producido una gran cantidad de cosas, haciendo que lo que antes era un lujo, ahora sea una necesidad, un bien básico para vivir. Se obtienen electrodomésticos de todo tipo, la ropa casi se regala, los viajes también. Antes se esperaba largo tiempo para tener un vestido, había que conseguir la tela, ir a la costurera, probarse, volver a probarse. Ahora, se compran 3X1 y luego se elige cual se usará.Todo se consigue en forma inmediata, aún cuando se pague a largo plazo.

Esta situación influye en el aparato psíquico del ser humano: no es cualquier cosa para una persona experimentar que puede obtener un auto, vivir en una casa, con promesa de propiedad y tenerla completamente amoblada, en forma inmediata. Es como si el Viejo Pascuero en realidad existiera.

El problema es que sostener este sistema tiene algunos costos. El supermercado, las tiendas, la televisión, Internet ofrecen todo el tiempo productos y servicios. Las personas los consumen, los demandan. Para “satisfacer” estas demandas hay que producir más y, por lo tanto, también trabajar más. Para hacerlo, hay que extraer materia prima de la naturaleza, del suelo, del aire, de los animales marítimos y terrestres, de los bosques. Además, para que toda esta maquinaria funcione, se requiere de la industria energética, automovilística y del petróleo, lo que implica el uso de grandes cantidades de CO2, que contaminan, produciendo un daño grave e irreparable a toda la humanidad.

Todo este proceso va dando origen a un circuito interminable, relacionado con el exceso, que empieza a inventar “necesidades” en todos los niveles. Estas necesidades funcionan como si fueran reales, produciendo la percepción de que nunca es suficiente lo que se requiere. 

Cada oferta de este circuito del más va “engolosinando” a los consumidores, empiezan a surgir seres “devoradores” de cosas, de comida, de objetos, incluso de otras personas. Como el sistema corre más rápido que la población, pues siempre está inventando algo más novedoso aún, se hace imprescindible endeudarse para alcanzarlo. La globalización del mundo aumenta la oferta. 

De esta manera, las personas se empiezan a acostumbrar a lo inmediato, a sentir que todo se puede obtener a bajo costo o sin importar los costos. A la vez, los objetos se transforman en algo brillante que atrapa, seduce, encandila y hace “picar la carnada”. Pero los créditos otorgados por el mismo sistema van produciendo más deudas, más horas laborales, más rapidez y, por lo tanto, mayor energía psíquica y física para mantenerlo. No es fácil dormir con deudas, menos aún cuando existe el riesgo de perder el trabajo y la angustia de no poder pagarlas. Esta situación produce insomnio, ansiedad y, en algunos casos, depresión.

El circuito del "MÁS" atrapa en una ilusión, pero a la larga, las personas se dan cuenta que todo el bienestar adquirido les ha ido reduciendo la calidad de su vida personal. Empiezan a perder la serenidad, sus relaciones interpersonales se ven alteradas, surgen nuevas enfermedades y el ser humano ya no se tolera ni a sí mismo.

Si bien en la sociedad actual se ha logrado tener un mayor acceso a bienes y servicios, este sistema también ha producido sujetos que corren en forma desenfrenada y si motivo claro, detrás de estos objetos. Esta situación ha tenido consecuencias negativas a nivel físico, psíquico y ambiental, que obligan a detenerse, a encontrar un límite y reflexionar.

                                    ¿Qué estamos haciendo?

Ver más sobre: "EL ESTRÉS Y EL MUNDO DE LOS EXCESOS"
- EL COLAPSO DE LOS SISTEMAS: "La Explotación en la Actualidad"
En la MARATON de la SOBREVIVENCIA: Sobre el Costo de Nacer, Vivir y Morir en esta Sociedad
LICENCIAS MEDICAS, Síntoma de un Circuito Interminable

Textos Relacionados: 
"PULSIONES y SOCIEDAD de CONSUMO, Una Promesa sin fin" Cap. IV.- Nuevas Patologías de la Sociedad Actual
- "De lo Social a lo Psíqico... y visceversa..."

Comentarios

  1. Y bueno que hacer frente a una disgresión que en el clásico debate apocalíticos e integrados se carga para un lado de frentón,me quedo con ganas de propuesta. Si la bloger trabaja con pacientes mas aún.

    ResponderBorrar
  2. Ok estamos fritos...que hacer? Se extraña una salida.

    ResponderBorrar
  3. Este texto apunta a tomar conciencia de lo que está sucediendo, a abrir una pequeña ventana a quien se sienta identificado, para, al menos, hacerse la pregunta.

    Muchas personas viven de esta manera porque creen que es lo que hay que hacer, que es la única forma posible y ni siquiera se lo cuestionan.... Es decir, cargan la balanza de frentón para el lado del "integrado".

    Pero es cierto. Habrá que escribir un texto para ayudar en lo que sigue después planteárselo.

    Muchas gracias por el aporte.
    Ximena

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El escrito se puede leer en:
      http://enelpsicologo.blogspot.cl/2017/03/de-lo-social-lo-psiqico-y-visceversa.html

      Borrar

Publicar un comentario

¿QUE OPINA SOBRE ESTE TEXTO?